PlanetadeLibros
Emil Cioran
Rășinari, Rumania, 8 de abril de 1911
París, Francia, 20 de junio de 1995

Emil Cioran

Rășinari, Rumania, 8 de abril de 1911
París, Francia, 20 de junio de 1995

E.M.Cioran

(1911-1995), hijo de un pope de la iglesia ortodoxa, nació en Rasinari. Cursó estudios secundarios en Sibiu y después estudió filosofía en Bucarest. Se licenció en 1932 con un trabajo sobre Bergson. Durante el año 1933, escribió su primer libro, En las cimas de la desesperación, publicado al año siguiente en Rumania. En 1936-1937 fue profesor de filosofía en un liceo de Brasov y en 1937 obtuvo una beca del Istituto Francés de Bucarest para hacer el doctorado en París, donde residió desde entonces. En 1939 viaja por última vez a su país. Durante años llevará una vida de «seudoestudiante» matriculado en la Sorbona y se dedicará a leer, escribir y recorrer Francia en bicicleta. En 1946 renuncia a su nacionalidad y adopta el estatuto del apátrida. Un año después abandona el rumano y, con Breviario de Podredumbre, inicia la serie de sus obras escritas en francés, lengua que llegaría a hacer tan suya como el propio rumano.

El libro de las quimeras
Comprar

El libro de las quimeras

Emil Cioran

«Mi voluntad suprema… que me consume y me vacía, vivir en perpetua exaltación, hechizado y enloquecido en medio de una borrachera de melodías.»

Comprar
Sinopsis de El libro de las quimeras

Esta es la segunda obra del gran pensador rumano, escrita cuando tenía sólo veinticuatro años de edad. En ella, Cioran descubre en el aforismo su verdadero estilo, un estilo que le permite no solo discurrir con mayor concisión y precisión, sino denunciar, maldecir y fustigar sin piedad todo lo que le irrita. No obstante, pese a su desgarro y desesperación, el autor encuentra en la vida elementos para reconciliarse con ella: uno de ellos, la música.

Esta es la segunda obra del gran pensador rumano, escrita cuando tenía sólo veinticuatro años de edad. En ella, Cioran descubre en el aforismo su verdadero estilo, un estilo que le permite no solo discurrir con mayor concisión y precisión, sino denunciar, maldecir y fustigar sin piedad todo lo que le irrita. No obstante, pese a su desgarro y desesperación, el autor encuentra en la vida elementos para reconciliarse con ella: uno de ellos, la música.

Bibliografía de Emil Cioran

Cargando...